Felipe de Borbon, el ducado de Parma y la corte de Madrid