La torre de Lomoviejo: uno de los mejores ejemplares de románico de ladrillo en España