Del rechazo de la intolerancia al humanismo del otro hombre