Internet, libertad y soberanía sobre los datos