¿Por qué ganar más tiempo? Una lectura bioeconómica de la crisis