El acróbata en los tiempos del neoliberalismo. Un comentario sobre Peter Sloterdijk