El testamento de Ronald Dworkin: independencia, unidad y verdad del valor, con o sin Dios